logo-mobile.png
Horarios de taquilla: De martes a domingo de 10:00 a 14:00h y dos horas antes del espectáculo. Internet 24 horas

Webseries: un terreno de experimentación constante

Entrevista con Ana Ramón, directora y guionista de la aclamada ‘Sin vida propia’ y de ‘Todos queríamos matar al presidente’

Las webseries siguen siendo un gran terreno de experimentación audiovisual, aunque con miles de seguidores y en pleno crecimiento. Cada vez son más las plataformas que apuestan por esta industria, no sólo de forma internacional, sino también en España, algo que hacía bastante falta. Así lo expresa Ana Ramón, uno de los nombres valencianos imprescindibles en la consolidación de este formato y una de las protagonistas de 'Els Matins de Rambleta', la iniciativa matinal de este centro cultural y Caixa Popular que pone en común el talento local para respaldarlo y generar red entre los jóvenes creando un tejido y haciendo ciudad.

1. ¿Cómo empezaste a hacer webseries?

Empecé a hacer webseries en 2013 y fue por casualidad. Tenía entre manos el proyecto de una comedia, 'Sin Vida Propia' y estábamos a punto de rodar un piloto. Sin embargo, pensamos que convertirla en una webserie podría ser una buena idea. Ni siquiera éramos grandes expertos en webseries ni sabíamos qué podía implicar, pero de ese modo, el proyecto no se quedaría en un cajón. Así que, nos lanzamos a ello. Después escribí 'Todos queríamos matar al presidente', que se estrenará en 2018 y ahora estoy preparando otro proyecto de ficción bastante vinculado a la red. 

2. ¿Qué cambios se están produciendo y hacia dónde apuntan?

Se está profesionalizando, que era lo que le hacía falta para poder empezar a hablar de 'industria de las webseries'. Para profesionalizarlo lo que hace falta es financiación y ahora hay más plataformas que están apostando por ello, no sólo de forma internacional, sino también en España, que era algo que nos hacía bastante falta. Aquí tenemos los ejemplos de Netflix con Paquita Salas, Flooxer con algunas producciones propias y ahora Playz de RTVE. Espero que vengan muchas más. 

3. ¿Cuál es su público?

El público acostumbrado a consumir audiovisual en internet. Gracias a modelos como los de HBO o Netflix este rango es cada vez más amplio, especialmente en lo que a edad se refiere. En general, quienes acuden a internet a ver ficciones producidas específicamente para la red son espectadores que buscan algo diferente. 
 

 
“Internet permite explorar formas narrativas y de realización que en televisión no funcionarían”
 

4. Para los creadores de webseries la mayor ventaja es la libertad creativa que les genera sacar adelante su producto, ¿qué otras ventajas destacarías?

La posibilidad de dirigirte a nichos más pequeños. Generalmente, en la televisión debes crear un producto acorde para todo el mundo. Las cadenas suelen estar interesadas en captar a toda la familia delante del televisor y eso puede desvirtuar bastante la esencia inicial del proyecto. Además, internet permite explorar formas narrativas y de realización que en televisión no funcionarían. Son medios distintos y los dos son bonitos. 

5. ¿Se puede vivir haciendo webseries?

Cada vez es más factible. El hecho de que las plataformas apuesten por ello es clave. Luego, podemos distinguir también las webseries que están patrocinadas por marcas. En este caso, lo normal es que la webserie mantenga su esencia pero se incluya el patrocinio de una marca relacionada. Por ejemplo, a Malviviendo comenzó a patrocinarle Canna (cannabis) o a Entre Pipas, Matutano. De ese modo se puede seguir haciendo la ficción como estaba pensada desde un principio pero con mayor financiación. Luego ya están las webseries publicitarias, pero eso es un capítulo aparte. 


 
“Sobre webseries no hay normas específicas y todos estamos aprendiendo y renovándonos constantemente”

 
6. ¿Es el momento de quitarle a las webseries el prefijo web-?

Creo que es necesario encontrar un término que las defina. En sí misma, la palabra webserie no tiene por qué ser negativa, pero sí es cierto que el espectador la suele relacionar erróneamente con un producto de segunda categoría. ¿Cuál sería ese término? No lo sé, pero sí debería diferenciarse de algún modo de lo que son 'series tradicionales'. De todas formas, últimamente estoy viendo webseries que, pese a que son hechas para la web, no dejan de ser una copia de lo que se emite en televisión en cuanto a narrativa y realización. A ese tipo de ficciones, por mucho que sean una serie web, no las consideraría propiamente 'webseries', sino una serie, porque no ofrecen historias distintas que las de la televisión.  

7. ¿Cuál es tu próximo proyecto?

Tengo varios proyectos entre manos. Un proyecto de ficción para la web que está ahora mismo en fase de desarrollo, un largometraje que está en fase de búsqueda de financiación con Ximo Pérez como productor y un documental. No todo a la vez, evidentemente :) 

8. ¿Qué fue para vosotros lo mejor de Els matins de Rambleta?

Me encantó compartir charla con Gerardo. Soy fan de 'Cabanyal Z' y hasta entonces siempre había coincidido con Joan Alamar, el otro creador, así que conocerle fue un placer. Además me gusta que tengamos distintos puntos de vista acerca del formato ya que sobre webseries no hay normas específicas y todos estamos aprendiendo y renovándonos constantemente.